Cómo empezamos

Creación de la Campaña

En el año 2005, la agencia de publicidad Campaña Asesores Publicitarios, realizó un acercamiento con la entonces denominada Dirección Nacional de Tránsito, donde el señor capitán Juan Zapata,en ese momento, era director del departamento de Señalización, incluyendo la comunicación de esa institución.

El concepto

Después de un interesante análisis de las variadas propuestas que se hicieron para la escogencia del logotipo de la fundación, finalmente, se optó por la figura del corazón azul.

¿Porqué un corazón azul?

“El corazón de una persona palpita, aunque ésta pueda encontrase en estado de “coma”, la persona muere únicamente en el momento que deja de latir su corazón, por lo tanto, el corazón para esta campaña pasa a ser el símbolo de la vida o de la muerte”.

El corazón latiendo simboliza la vida del ser humano, que deja de latir en su fallecimiento, es por esto que, en esta campaña, el corazón pintado en la vía simboliza el corazón que ya no late más, el corazón de la persona que falleció por un accidente de tránsito.

Empero, el símbolo del corazón tiene otras variadas acepciones, y abarca también los siguientes escenarios:

  • El impacto emocional de la persona que ocasiona un accidente de tránsito.
  • El huella física y emocional en la persona atropellada, o bien ese corazón que dejó de latir a causa de un accidente.
  • La impresión o conmoción de los espectadores del accidente.
  • El dolor de las familias que pierden un ser querido por dicho acontecimiento.

 El color azul, simboliza el color del cielo. Como es de conocimiento global, en nuestra cultura cristiana, cuando una persona muere,teóricamente, va al cielo, donde logra encontrar el descanso eterno.

El color azul, plasma la idea de la muerte de esa persona cuyo corazón ya no late mas, quedando únicamente su recuerdo y el vacío de su ausencia

La estrategia

No más corazones perdidos en las vías.

La estrategia de esta campaña tuvo dos etapas:

  1. Generación de expectativa
  2. Lanzamiento y realización

La campaña Corazones Azules, consistió en empezar a pintar un corazón azul donde se producía un fallecimiento por accidente de tránsito, generando interrogantes, expectativas y hasta especulaciones por parte del público.

La producción de la expectativa tuvo una intensión muy clara: buscaba llamar la atención y que la ciudadanía empiecea comentar sobre el ícono, aunque no sepa sobre el significadodel mismo.

En varias ciudades y carreteras se empezó a pintar el corazón azul, en todoslos lugares donde hubo una víctimade un accidente de tránsito, que derivó en su trágica muerte.

Nos propusimos generar una alta expectativa en la opinión pública y se logró comunicar el problema a través del símbolo escogido, y lo mejor fue que todo el país hablaba sobre el tema. Así se dieron los primeros pasos en el propósito de gestar uncambio en actitudes y prácticas de la gente al conducir vehículos y al conducirse como peatones.

Esperábamos que, cuando estuviesen pintados un número significativo de corazones, tendríamos una reacción crecientey positiva de la ciudadanía, de la opinión pública y de los medios de comunicación, dando vida al objetivo y espíritu de la campaña.  En efecto, así sucedió.

El reflejo de una triste realidad es que hubo que pintar miles y miles de corazones.

La segunda etapade la campaña, lanzamiento, posicionó el slogan ¨no más corazones azules perdidos en las vías¨.

Su efecto fue tan fuerte que logramos poner la problemática en boca de los ciudadanos, es decir, entró en la cotidianidad. Se buscó que la gente cambie sus pautas de comportamientopara que las cifrassean distintas y dependan de cada uno de nosotros.

La Fundación Corazones Azules siempre reconocerá el logro y la labor del entonces Capitán Juan Zapata y de la desaparecida Dirección Nacional de Tránsito.

Además, el Capitán Zapata invitó a personalidades como Amelia Vega, Miss Universo 2003, Alex Aguinaga, Iván Vallejo, María Susana Ribadeneira, Agustín Delgado, Jefferson Pérez, las mismas que participaronactivamente en este proyecto.

Actualmente, nosotros queremos que se replique esta exitosa campaña y que se la conozca en todo el Ecuador. Sureactivación, en esta ocasión,llegará para quedarse, como una contribución efectiva a la toma de conciencia de los usuarios de las vías.

Ícono Histórico

Este ícono y su concepto, superaron muchas campañas memorables en el Ecuador.

Corazones Azules es una manera de entender la vida y mostrar que “Los accidentes de tránsito son el fenómeno catastrófico más antinatural que tenemos, y la pena es que poco hemos hecho para evitarlo”.

Un terremoto, un tsunami, una erupción volcánica, son catástrofes producidas por la naturaleza. Lamentablemente, su desencadenamiento no depende de la acción del ser humanoy su impacto no se puede controlar. Ahora bien, al año muere la misma o más cantidad de personas por los accidentes de tránsito que por catástrofes naturales, y lo peor es que los accidentes de tránsito sí pueden ser evitados por nosotros, si es que cada uno decide cambiar.

El Resultado

Desde 2005, año en que terminó la campaña, hasta 2017, han pasado doce años, en los que en el Ecuador aún permanecen ciertos corazones azules, los que nos recuerdan que se puede crear cambios en materia de educación vial.

Retomemos lo que decía Gandhi,

¨No hay que apagar la luz del otro para lograr que brille la nuestra¨.

Cada ser humano somos una luz, si nos iluminamos todos podría iluminarse el mundo, veríamos las cosas mucho más claras.

Ponte en contacto para conocer más sobre nosotros